Siempre digo que uno es en la práctica como es en la vida y que tenemos un poder infinito dentro de nosotros.

Es que cuando respiro y me hundo en el sonido de mi respiración voy a un lugar infinito, inmenso, poderoso y a la vez pacífico. Es la razón que me lleva a practicar día a día, porque puedo sentir la presencia de lo absoluto en la practica y sé con certeza que esto se encuentra siempre presente en nuestras vidas.

Todas las fotos publicadas son a modo de inspiración. No hay una postura perfecta. Existe, en cambio, una perfección en cada uno de nosotros, llena de nuestra energía y la vamos encontrando de a poco en cada clase con cada respiración. Los humanos somos muy chiquitos y mundanos y  a veces creemos que somos inmensos cuando nos sale una postura o hacemos algo fantástico y somos halagados. Nuestra inmensidad no esta relacionada con obtener cosas materiales, halagos, ‘posturas perfectas’ o todo lo que infle nuestro ego.

La respuesta a nuestras inquietudes esta dentro de nosotros mismos. Nuestra única posibilidad de sentir la inmensidad y nuestro verdadero poder, es yendo hacía adentro, hacía nuestro ser individual y así poder unirnos al ser superior. Vamos hacía un camino de soltar para entregarnos a lo divino, aceptando que todo lo que somos y nos sucede es por una razón.

Parece complejo, pero no lo es. La simpleza es un gran hallazgo.

Gracias India ♡

Nadaste