• Elegí ropa cómoda, que te permita moverte libremente.

• Inicia la práctica con los intestinos y la vejiga vacíos.

• Realizar la práctica habiendo hecho la digestión, evitando comer sólidos 1 o 2 horas antes.

• Si podés asistir sin perfumes ni desodorantes mejor, ya que los antitranspirantes evitan que el cuerpo elimine toxinas, tapando los poros de las axilas.

• No uses collares, anillos ni relojes, ya que evitan una buena circulación y por una cuestión energética: evitan que la energía fluya libremente por el cuerpo.

• Si sabes que transpirás mucho, trae una toalla de mano para secar el sudor. Además te puede servir para colocarla sobre tus ojos en la etapa de relajación.

• Evita practicar si estas enfermo o con fiebre.

• Si sos mujer es recomendable que los tres primeros días de menstruación no practiques posturas invertidas (paro de cabeza, vela, por ejemplo)

• Cada alumno debe traer a la clase su propio Mat de Yoga y  toalla personal, por una cuestión de higiene esto es lo mas recomendable. En el caso de no tener, la escuela los alquila o los vende. 

En el Mat de Yoga uno transpira, suda, libera, desintoxica esto no puede pasar de persona a persona en un mismo mat, entiéndase que cada mat tiene la energía de uno, es importante que sea de uso personal. 

Para mantenerlo limpiar tu Mat y dejarlo impecable aquí e impecable consejos:

• 1/2 taza de agua

• 2 cucharadas grandes de vinagre blanco

• 4 a 6 gotas de cualquier aceite esencial anti-bacterial. Se recomienda el de árbol de té, lavanda, menta o eucalipto. Incluso podés combinarlos.

Pasos:

Mezclá los ingredientes y luego colocalos en un pulverizador. Debés rociar generosamente el mat y luego limpiar con un paño húmedo. Repetí la misma operación en el otro lado. Para que se seque podés colgarlo al aire libre.

Si tu mat se encuentra muy sucio, quizás podés meterlo en el lavarropas pero con muy poco jabón. Pero primero asegurate de haber leído las instrucciones de tu mat a ver si es posible lavarlo de esta manera.